Blog

 

5 hábitos que acortan la duración de la batería y cómo evitarlos

5 hábitos que acortan la duración de la batería y cómo evitarlos

Mayo 30, 2019


En un mundo en el que la mayoría de las personas usa su teléfono inteligente como una herramienta vital, la duración de la batería es imprescindible, ya que si esta se deteriora tendremos que mantenernos siempre limitados al largo del cable para cargar el celular.

Todos queremos que a nuestro teléfono le dure la batería por lo menos un día entero, sin embargo, a veces somos nosotros mismos quienes le ocasionamos daño a la pila con hábitos que aunque parezcan comunes, son perjudiciales para la duración y vida útil de nuestra batería.

 
 

Mala señal

A veces nos encontramos en algún lugar donde la cobertura móvil no llega lo suficiente o solamente logra alcanzar una barra, también sucede lo mismo con el WiFi al momento de ingresar a una red pública con muchos usuarios o cualquier otra de baja intensidad, llegando a obtener WiFi en cortos períodos de tiempo.

Este tipo de escenarios hace que nuestros teléfonos tengan que esforzarse más de lo normal para encontrar una red estable para el funcionamiento, esto causa que tu celular exija más energía, por lo que la pila se gasta más rápido.

Para esto lo recomendable es que al llegar a una zona donde la señal es nula, pongamos nuestro teléfono en modo avión, o según sea el caso, apaguemos el WiFi o la red móvil para evitar que nuestro celular consuma más energía en vano.

 

 

Brillo alto

A todos nos encanta disfrutar del máximo brillo de nuestra pantalla, pues para eso gastamos nuestro dinero en un celular con gran pantalla y resolución. El problema está en que nuestro celular debe “chupar” más batería para brindar un brillo excepcional.

Por lo que cada vez que nuestro brillo está bastante alto, nuestra pila tiene un gasto igual de grande. Por esto, se recomienda mantener un nivel de brillo medio y solo aumentarlo el máximo cuando necesitemos usarlo bajo gran cantidad de luz solar o queramos disfrutar por un momento de la máxima nitidez.

También podemos elegir la opción de brillo automático y que nuestro teléfono se encargue del resto.

 
 

Ubicación siempre activa

A veces sin darnos cuenta tenemos encendido el GPS de nuestro celular, ya sea porque una aplicación lo exige o porque estábamos navegando en el mapa. Sin embargo, esta opción encendida es una de las que más consume energía del teléfono.

Así que lo mejor es revisar periódicamente qué funciones del celular estén encendidas a pesar de no necesitarlas, y en tal caso, bloquear el permiso a ciertas aplicaciones que usan constantemente nuestra ubicación, como las redes sociales, por ejemplo.

En Android, necesitar ir a configuración, elegir la pestaña de aplicaciones, ir a más opciones y entrar a permisos de ubicación, allí eliminaremos la posibilidad de usar el GPS a las aplicaciones que queramos.

En iOS debes entrar a configuración, acceder a la parte de privacidad y elegir la pestaña de localización para después desactivar el permiso de ubicación a las aplicaciones que desees.

Descargar al mínimo

Si eres de los que no conecta el celular al cargador hasta llegar a un 5% o apagarse, lamentablemente este es un vicio dañino para tu batería, ya que a mediano o largo plazo, la pila durará cada vez menos.

Los expertos en estos temas recomiendan mantener el porcentaje de batería en un rango de entre 20% y 80%, asegurando que cargar el teléfono hasta con un 50% no provocará daños en la pila. Asimismo, algunos también aconsejan descargar y cargar por completo la batería una vez a la semana o al mes, para mantener todas las celdas de la pila trabajando.

 

Altas temperaturas

Las condiciones del entorno también pueden afectar el rendimiento de la batería, cuando dejamos nuestro teléfono en lugares muy fríos o muy calientes, causa que los iones de litio se erosionen dañando irreversiblemente la batería. Así que evita “abandonar” tu celular en temperaturas casi extremas.

 

Fuente: Culturizando


Compartir:

Comentar